La sexta fecha del Torneo Oficial de Primera División de la Asociación Rafaelina tenía su partido más atractivo en Sunchales, donde el líder Libertad recibía al escolta Atlético. Sin embargo, en El Hogar de los Tigres no hubo acción y todo pasa al Tribunal de Penas.

Llegado el horario de inicio previsto, el de las 21.30 horas, la falta de los efectivos policiales que por Reglamento se solicita, encendió las alarmas, las cuales no se apagaron porque después del tiempo de espera para estas ocasiones y con la situación sin cambios, los árbitros del partido, Ariel Aicardi y Mario Buffa, decidieron retirarse y el partido no se jugó.

Desde la dirigencia de Libertad afirman que se solicitaron los adicionales y que estos no asistieron, hecho deberá demostrar ante el Tribunal de Penas para evitar la pérdida del partido y una sanción, aunque el Reglamento de la ARB es claro:

De la Autoridad Policial

ARTICULO 32º: La contratación y pago del personal policial exigido estará a cargo del Club local, quien deberá acreditar dicha circunstancia con CUARENTA Y OCHO (48) HORAS de antelación al horario de inicio del encuentro. La falta de contratación del personal policial requerido hará que el infractor incurra en falta grave, la que sin perjuicio de las sanciones que le imponga el HTJ, le hará perder el encuentro con un tanteador de 20 a 0, adjudicánse al adversario dos (2) puntos y al infractor un (1) punto.

El Comité Ejecutivo podrá autorizar, en las condiciones previstas en éste artículo y con las sanciones que el mismo establece, que la seguridad sea resguardada por personal contratado de empresas de seguridad privada, en sustitución o en forma complementaria del personal policial.

 

Comentarios